Tortitas de gofio, el desayuno canario más cool

Tortitas de gofio
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 3 votos

Hay días en los que el cuerpo me pide empezarlo con algo dulce. Y ¿quién soy yo para llevarle la contraria? Para consentirlo de forma saludable he preparado unas tortitas de gofio, que se ha convertido en una de mis recetas favoritas de desayunos y meriendas saludables.

Esta receta se ha ido al top 10 de mis recetas saludables y fáciles. Además, el ingrediente estrella es el gofio, uno de los alimentos más típicos en las cocinas canarias, muy querido por sus bondades nutricionales y por su intenso y característico sabor.

He utilizado gofio de millo, es decir, de maíz, así que mis tortitas de gofio esta vez además son sin gluten y con el sabor tan particular que tiene esta variedad.

Te doy también mis trucos para hacer unas tortitas de gofio muy esponjosas, para que queden muy vistosas al presentarlas y también para ensuciar lo mínimo posible al cocinar.

Tortitas de gofio

Receta por María Alcázar
5.0 de 3 votos
Cocina: CanariaDificultad: Fácil
Raciones

2

raciones
Preparación

5

minutes
Cocinado

10

minutes
Calorías

244

kcal

Estas tortitas de gofio con ideales para los días en los que el cuerpo te pide un dulce saludable para desayunar utilizando gofio como ingrediente principal.

Modo cocinando

Mantener la pantalla encendida

Ingredientes

  • 1/3 taza de gofio de millo (maíz)

  • 1 huevo

  • 1 clara de huevo

  • 2 sobres de stevia

  • 1/2 cdita. de canela molida

  • 1 cdita. de polvo de hornear o levadura en polvo

  • 1 cdita. de esencia de vainilla

  • 1 cda. de semillas de chia

  • Chorrito de leche. Puede ser leche el tipo de leche que suelas utilizar habitualmente

procedimiento para hacer tortitas de gofio

  • Preparar la masa de las tortitas de gofio
  • Echar en una batidora el huevo, la clara de huevo, el gofio, la stevia, la canela, la levadura en polvo, la esencia de vainilla y las semillas de chía.
  • Batir hasta tener mezcla homogénea y sin grumos.
  • Si la textura es muy espesa, añadir una cucharada de lecha y volver a batir, y así ir añadiendo leche tener la textura deseada. La mezcla debe tener consistencia líquida pero no demasiado, de esta forma las tortitas quedarán más esponjosas.
  • Dejar reposar la mezcla de las tortitas de gofio unos minutos para que adquiera textura y se integren mejor los sabores.
  • Cocinar las tortitas de gofio
  • Engrasar con aceite de oliva una sartén pequeña antiadherente.
  • Calentar la sartén.
  • Añadir una pequeña parte de la mezcla a la sartén dándole forma redondeada.
  • Cocinar unos minutos a fuego bajo-medio para que se cocinen bien pero no se quemen.
  • Cuando empiecen a salirle a las tortitas de gofio ‘agujeritos’ por la parte superior, darle la vuelta y cocinar un minuto más por ese otro lado.
  • Sacar las tortitas de gofio de la sartén.
  • Repetir el proceso hasta acabar con la totalidad de la mezcla. Con las cantidades indicadas en la receta me salieron 4 tortitas medianas y bastante ‘gorditas’ y esponjosas.
  • Una vez todas nuestras tortitas de gofio están cocinadas, servir en un plato y añadir por encima los toppings deseados. En este caso yo he utilizado frambuesas congeladas y sirope de agave.

Trucos y consejos

  • No añadas la leche hasta que hayas batido todos los ingredientes. Si la textura de la mezcla es muy espesa, puedes una cucharada de lecha y volver a batir, y así ir añadiendo leche tener la textura deseada. La mezcla debe tener consistencia líquida pero no demasiado, de esta forma las tortitas quedarán más esponjosas.
  • Puedes elegir entre las diferentes variedades de gofio que existen: de maíz, de trigo, de espelta, de avena o mezcla.
  • He utilizado stevia para endulzar, puedes cambiarlo por otro endulzante sin calorías como eritritol.

Valores nutricionales

  • Serving Size: 110g
  • Calorías: 244kcal
  • Carbohidratos: 34g
  • Proteína: 11g
  • Grasas: 6g
  • Sodio: 161mg
  • Potasio: 329mg
  • Fibra: 11g
  • Azúcar: 1g
  • Vitamina A: 56IU
  • Vitamina C: 1mg
  • Calcio: 184mg
  • Hierro: 5mg

Cómo conseguir unas tortitas de gofio esponjosas

La clave para conseguir unas tortitas realmente esponjosas es añadir a la batidora primero el huevo y la clara y batirlo bien, que queden bien aireados.

A continuación podrás añadir el resto de ingredientes.

Otro truco rápido y útil que utilizo a veces es cambiar la batidora por el shaker o bote en el que te tomas tu batido de proteína en polvo. De esta forma ensucias menos utensilios, aunque con este cambio, la mezcla puede quedar un poco menos esponjosa que si la bates en la batidora, pero igualmente deliciosa.

Cómo hacer que las tortitas queden más vistosas

Si usas una sartén pequeña saldrán más cantidad de tortitas y todas de igual tamaño.

Con este simple cambio, aparte de hacer unas tortitas de gofio estéticamente iguales y bonitas, tendrás la sensación de estar comiendo más cantidad porque tu torre de tortitas será más alta y saciarás tu cerebro antes que tu estómago. Tardarás un poco más en hacerlas porque se harán de una en una pero el resultado visual será más saciante y estético.

Qué es el gofio

El gofio es un alimento muy consumido en las Islas Canarias, originariamente por sus primeros habitantes, formado por harina tostada, en general de trigo o de millo (maíz) con apariencia similar a la harina blanca pero de color más oscuro o amarillento.

La forma habitual de comerlo es con leche, en platos salados como potajes, caldos, purés y también en platos dulces y postres. Es una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra, a la que se le añade una pizca de sal.

Desde un punto de vista nutricional, se trata de un alimento muy rico en vitaminas (principalmente vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B2, además de vitamina C, A y D) y también en minerales (como el hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc). Aporta ácidos grasos omega 6 poli insaturados y aminoácidos y fibra.

Por su alto contenido en sodio y potasio no resulta adecuado en pacientes con problemas en los riñones. Es un alimento muy beneficioso para prevenir estreñimiento, control del colesterol y triglicéridos, adecuado para diabéticos, nutritivo y bajo en grasas.

Con todos estos beneficios, ¿quién se resiste a incorporarlo en la mayoría de sus platos? Además siempre hay que intentar consumir productos naturales de tu zona, obteniendo el máximo de nutrientes y apoyando los productos y comercios locales.

Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 3 votos