Panecillos de queso bajo en carbohidratos

Panecillos de queso
Panecillos de queso
Panecillos de queso

Si te gusta mi contenido ayúdame dejando tu valoración. Me motivarás mucho a seguir esforzándome en crear más contenido gratis con el que ayudar a más personas.

0/5 (0 Reviews)

Creo que la primera vez que probé los panecillos de queso fue en Uruguay, en Punta del Este. Viajé a ese país para trabajar en la III Edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, y quedé enamorada de esos deliciosos bocaditos y de la gastronomía de ese país. Bueno, tengo que reconocer que el dulce de leche me cautivó, pero solo lo recomiendo para un capricho muy excepcional porque es un alimento muy alto en azúcar.

En esta ocasión he querido hacer mi versión rica en grasas saludables y en proteínas y baja en hidratos de carbono para poder disfrutarlo como parte de un snack, picoteo o como una opción de desayuno salado. Es muy fácil de hacer y los ingredientes los puedes encontrar en cualquier supermercado.

Ingredientes de los panecillos de queso

— 2 huevos
— 65 gramos de harina de almendra o almendra molida
— 5 gramos de levadura química en polvo o polvo de hornear
— 150 gramos de queso mozzarella rallado
— Sal marina
— Pimienta negra molida

Nuestros bocaditos de queso, ahora a la cocina

Comenzamos cascando en un bol 2 huevos.

Batir los huevos con unas varillas de mano o con un tenedor.

Añadir 65 gramos de harina de almendra o almendra molida. Te vale cualquier harina que tengas en casa. Si utilizas otra harina ya los panecillos de queso sí tendrán carbohidratos, pero el sabor seguirá siendo delicioso.

Agregar al bol los 5 gramos de levadura química en polvo o polvo de hornear, el queso mozzarella rallado, una pizca de sal marina y la pimienta negra molida.

Mezclar bien los ingredientes de estos panecillos de queso utilizando una paleta, debe quedar una masa pegajosa.

A continuación, dividir la mezcla en 8 partes.

Darle forma redondita a los panecillos con las manos.

Precalentar el horno a 200ºC.

Disponer los panecillos de queso sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

Para finalizar, hornear a 200ºC durante 15 minutos.

Puedes comerlos así solos, con alguna salsita como picoteo o en el desayuno si eres de paladar salado por las mañanas. Un pan bajo en hidratos perfecto para cualquier ocasión.