Cebolla morada encurtida, una receta muy fácil de hacer

Cebolla morada encurtida
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5/5 (2 votos)
60 minutos
6 raciones
22 kcal
Dificultad fácil

Hoy quiero que cocines conmigo una deliciosa cebolla morada encurtida, esa cebolla de color rosa muy intenso que sirven con los tacos mexicanos, ceviches y ensaladas. Aquí en Canarias también la he visto acompañando a nuestro típico escaldón.

Vamos a utilizar cebolla morada o roja, para que quede con ese toque rosa intenso tan característico y que es muy decorativo. Verás que es una receta de verduras y hortalizas muy fácil de preparar y dura más de un mes guardada en la nevera.

Ingredientes de la receta de cebolla morada encurtida

  • 1 cebolla morada grande
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 2 limones
  • Pizca de sal marina
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1/2 litro de agua

Procedimiento para hacer cebolla morada encurtida

  • Trocear la cebolla en juliana finita con un cuchillo. Yo he utilizado un soporte que me ayuda a cortar la cebolla fácilmente y sin riesgo de darme un tajo en el dedo. Reservar.
  • Encender el fuego y verter el agua en una olla.
  • Añadir a la olla el vinagre, la hoja de laurel, el orégano y una pizca de sal marina.
  • Tapar la olla y llevar el agua a ebullición.
  • Cuando el agua esté hirviendo, añadir a la olla la cebolla picada previamente en juliana.
  • Retirar la olla del fuego y remover bien la cebolla para que se impregne del líquido. Dejar reposar hasta que se enfríe el agua, una hora aproximadamente.
  • Cuando se haya enfriado el líquido, quitar la hoja de laurel.
  • Escurrir el líquido y echar la cebolla morada encurtida en un recipiente de cristal y que tenga tapa.
  • Una vez hayas echado toda la cebolla en el recipiente, haz un poco de presión con un tenedor sobre la cebolla encurtida para que quede bien compacta.
  • Finaliza esta receta de encurtidos añadiendo el zumo de 2 limones por encima de la cebolla, que quede bien sumergida en limón.
  • Tapar y mantenerla guardada en el frigorífico hasta que la vayas a consumir.
Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5/5 (2 votos)