Pizza de calabacín mini, pizzas de un bocado

pizza de calabacín mini
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 1 voto

Cuando te apetece pizza pero no quieres aumentar tu consumo de hidratos de carbono, esta pizza de calabacín será tu receta saludable favorita.

Es una receta apta para tu dieta keto, una versión de la tradicional receta italiana en la que sustituyes la harina por una base de calabacín. Esta receta te permite aumentar la cantidad de verdura que consumes a diario y a los niños les encanta no solo comerla, sino también prepararla y cocinarla contigo. Cocinar con ellos versiones más saludables de sus platos preferidos y te aseguro que, con un poco de paciencia, acabarán adquiriendo nuevos y mejores hábitos.

Por eso hoy vas a preparar un plato rápido, que a todos les encanta: una pizza de calabacín mini que además es una idea muy fácil y rápida de cena para casa.

Pizza de calabacín mini, pizzas de un bocado

Receta por María Alcázar
5.0 de 1 voto
Cocina: ItalianaDificultad: Fácil
Raciones

2

raciones
Preparación

8

minutes
Cocinado

22

minutes
Calorías

377

kcal

La pizza de calabacín es una versión saludable, keto y sin gluten de la tradicional pizza. Una forma de añadir más verdura a tus platos favoritos.

Modo cocinando

Mantener la pantalla encendida

Ingredientes para la pizza de calabacín

  • 2 calabacines redondos

  • 2 latas de atún en aceite de oliva o al natural

  • 4 cda. de tomate frito

  • 100 gr. de queso rallado

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Pimienta negra molida

  • Orégano seco

  • Sal marina

Cómo hacer hacer pizza de calabacín

  • Prepara la base de la pizza de calabacín
  • En primer lugar, lavar y secar el calabacín.
  • Cortar el calabacín en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.
  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • Disponer papel vegetal o un tapete de silicona sobre una bandeja de horno.
  • Distribuir las rodajas de calabacín que serán la base de la pizza de calabacín, sobre la bandeja de horno.
  • Untar las rodadas de calabacín con un poco de aceite de oliva virgen extra utilizando un pincel.
  • Dar la vuelta a las rodajas de calabacín sobre la bandeja.
  • Untar la otra cara del calabacín con aceite de oliva virgen extra.
  • Salpimentar las rodajas de calabacín.
  • Hornear las rodajas de calabacín durante 10 minutos a 200 ºC.
  • Sacar la bandeja del horno.
  • Es el turno del topping
  • A continuación, echar una cucharadita de tomate frito sobre cada rodaja.
  • Añadir un poco de atún sobre cada rodaja.
  • Espolvorear queso rallado sobre cada rodaja de calabacín.
  • Finalizar con orégano seco al gusto.
  • Hornear de nuevo la pizza de calabacín mini a 200ºC durante 12 minutos o hasta que el queso esté derretido.

Vídeo de la receta

YouTube video

Trucos y consejos

  • En esta receta de pizza, la base de calabacín la puedes sustituir perfectamente por berenjena.
  • Cambia también el atún por jamón cocido, pavo o jamón serrano.

Valores nutricionales

  • Serving Size: 350g
  • Calorías: 377kcal
  • Carbohidratos: 13g
  • Proteína: 32g
  • Grasas: 22g
  • Sodio: 769mg
  • Potasio: 904mg
  • Fibra: 6g
  • Azúcar: 6g
  • Vitamina A: 162IU
  • Vitamina C: 47mg
  • Calcio: 515mg
  • Hierro: 5mg

Consejos para hacer mini pizza de calabacín

Los calabacines redondos son de buen grosor para asegurarte que tendrás mini pizzas de buen tamaño. Si tus calabacines son delgados, puedes hacer mini pizzas muy mini o cortarlos en lonchas y hacer paninis.

En la receta utilizo calabacín, pero esta receta de mini pizza es ideal también para hacerla con base de berenjena.

También puedes variar los toppings cambiando el atún por pollo, por jamón cocido, jamón serrano o incluso otras verduras diferentes.

Otras recetas saludables como alternativas a la pizza de calabacín

Si te gusta esta receta, puedes dar un paso más y hacer con los niños la masa de pizza utilizando harina de espelta integral. Tardarás un poco más de tiempo en hacerlas, pero a los niños les encanta amasar la base de pizza, ver cómo crece la masa y cómo ellos mismos elaboran una deliciosa pizza saludable.

Si tu alimentación es keto, cetogénica también puedes preparar deliciosas pizzas con bases como pollo, almendra, coliflor o calabaza. Si no sigues este tipo de alimentación igualmente puedes hacerlas ya que son bases de pizza deliciosas y muy saludables para cualquier persona y para cualquier ocasión, además son más antiinflamatorias que las pizzas tradicionales y son sin gluten.

Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 1 voto