7 formas de cocinar verduras para no perder nutrientes

cocinar verduras para no perder nutrientes

¿Qué hay de cierto en lo de que al cocinar las verduras pierden nutrientes? ¿Sabes cómo cocinarlas para que no te pase? Pues voy a explicarte cómo cocinar verduras para evitar en todo lo posible que pierdan nutrientes y que así puedan ayudarte con tu dieta y tu salud.

Verdura para cocinar

Las verduras para cocinar son una parte fundamental de una alimentación saludable y equilibrada. Son ricas en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y fibra, y son bajas en calorías y grasas. Además, las verduras son muy versátiles y se pueden preparar de diversas formas para disfrutar de su sabor y beneficios para la salud.

Son un alimento primordial a la hora de mantener una salud más robusta y resistente, por ejemplo, a las infecciones, por lo que si vas a comer verde que sea para aprovecharte de sus beneficios. 

** Las verduras crudas son la mejor opción para que no pierdan nutrientes. Lávalas y trocéalas y tendrás una rica ensalada en pocos minutos. También puedes beberlas en sopas frías y gazpachos. O córtalas en bastones y cómelas untadas en hummus o guacamole

Mis recetas favoritas siguiendo este tipo de elaboración son la ensaladas porque me permite variar e inventar cada día nuevos platos y combinación de sabores. Aquí tienes algunas ideas:

** Cocinándolas al vapor se mantienen prácticamente intactas las vitaminas y minerales ya que no las sumerges en agua ni en líquidos para la cocción. Adereza con aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal marina y especias. Es la guarnición perfecta para tus carnes y pescados. No te pases cocinándolas para que queden al dente. Cuanto menos tiempo, menos nutrientes perderán. Es un método muy saludable para cocinar verduras para no perder nutrientes.

** Hervidas o guisadas, que aunque pueda parecer lo mismo que al vapor, no lo es. Hervidas sí pierden minerales y vitaminas, casi la mitad. Pero si eres de hacerlas así por comodidad, costumbre o antojo puedes reducir al máximo esa pérdida si usas el líquido justo para cubrir la verduras, no las echas al agua hasta que esté en ebullición y no les echas la sal hasta servirlas. Así es la forma de hervir y cocinar verduras para no perder nutrientes.

** Y al contrario de lo que se puedas creer el microondas es una forma de cocinar verduras para no perder nutrientes. Es saludable y los alimentos no pierden nutrientes. Los tiempos de cocinado en el microondas son muy cortos y apenas se emplea agua, como cuando cocinas al vapor. 

Métodos para cocinar verduras sin que pierdan nutrientes

** Si prefieres las verduras salteadas los woks son ideales porque se cocinan a mucha temperatura, poco tiempo y con poco aceite. Quedan al dente y sus propiedades intactas protegidas por la capa exterior crujiente. Si no tienes wok en casa usa una sartén antiadherente.

Una de las recetas que más me gustan con este tipo de cocción son las que lleva un toque oriental. Aquí te dejo algunas ideas:

** Si vas a meterlas en el horno hazlo a temperaturas altas durante poco tiempo, como en el wok, y que los trozos de verdura no sean demasiado pequeños. Así te aseguras que vas a cocinar verduras para no perder nutrientes o perder la menor cantidad posible.

** Freírlas no es la técnica más saludable puesto que el aceite que absorbe la verdura multiplica la calorías del plato. Pero sí es una técnica que conserva muy bien las propiedades del alimento. La capa crujiente y sabrosa del frito mantiene los nutrientes de las verduras.

Verdura para cocinar

Las verduras para cocinar son una parte fundamental de una alimentación saludable y equilibrada. Son ricas en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y fibra, y son bajas en calorías y grasas. Además, las verduras son muy versátiles y se pueden preparar de diversas formas para disfrutar de su sabor y beneficios para la salud.

Una de las formas más comunes de cocinar verduras es hervirlas. Este método conserva la mayoría de los nutrientes y es muy fácil de hacer. Simplemente coloca las verduras en agua hirviendo durante unos minutos hasta que estén tiernas. Luego, puedes sazonarlas con sal, pimienta y aceite de oliva para realzar su sabor.

Otra opción popular es saltear las verduras. Este método implica cocinar las verduras en una sartén caliente con un poco de aceite. El salteado rápido ayuda a conservar los nutrientes y resalta los sabores naturales de las verduras. Puedes añadir hierbas y especias para darles un toque extra de sabor.

El asado al horno es otra forma deliciosa de cocinar verduras. Simplemente corta las verduras en trozos, rocíalas con aceite de oliva y sazónalas con sal y pimienta. Luego, colócalas en una bandeja para hornear y ásalas en el horno hasta que estén doradas y tiernas. Esta técnica de cocción realza los sabores y crea una textura crujiente en las verduras.

Por último, una opción saludable y sabrosa es cocinar al vapor. El vapor conserva los nutrientes y los sabores naturales de las verduras. Puedes utilizar una vaporera o simplemente colocar las verduras en una cacerola con agua hirviendo y cubrirla con una tapa. Deja que las verduras se cocinen al vapor durante unos minutos hasta que estén tiernas. Puedes sazonarlas con hierbas y especias antes de servirlas.