Pancakes de plátano y avena

Pancakes de plátano y avena
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
0/5 (0 votos)

Que me encantan los pancakes, se nota, ¿verdad? Son ideales para el desayuno de grandes y no tan grandes. Balanceado en nutrientes, saludables y fáciles de hacer. Además nos dan millón de opciones para variarlos e innovar en nuestros desayunos diarios. Hoy me decanté por unos pancakes de plátano y avena. Son los pancakes básicos de avena de siempre, pero con un toque de plátano que le da un sabor y una textura realmente ricos.

Ingredientes de los pancakes de plátano y avena

— 30 gramos de copos de avena

— 1 huevo + 1 clara

— 1/2 plátano de canarias maduro

— 1/2 cucharadita de polvo de hornear o levadura en polvo

— 1 sobre de stevia

— 1/4 cucharadita de canela molida

Nuestros pancakes de plátano y avena, ahora a la cocina

En una licuadora o batidora añadimos primero el huevo y la clara y licuamos hasta que aumente su tamaño y quede consistencia a punto de nieve. Esto es la clave para que los pancakes queden más esponjosos. A continuación, añadimos el resto de ingredientes y batimos hasta que todos los ingredientes estén incorporados y tengamos una mezcla líquida. Dejamos reposar la mezcla en un bol durante unos minutos.

Engrasamos una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva virgen o aceite de coco. Cuando esté caliente añadimos una parte de la mezcla y le damos forma redondeada. Hacemos por un lado y cuando salgan burbujas o agujeros en la parte superior de la mezcla, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado unos segundos más.

Repetimos el proceso hasta acabar toda la mezcla.

Para servir nuestros pancakes de plátano y avena, podemos utilizar los toppings que más nos gusten. En este caso he utilizado sirope de agave y arándanos frescos.

Algunos trucos a la hora de preparar los pancakes de plátano y avena

Puedes sustituir la avena por harina de arroz o almendras para obtener la versión sin gluten.

Si cambias la stevia y el sirope de agave por miel o azúcar moreno, tendremos unos pancakes perfectos para los peques de la casa.

Si haces los pancakes de tamaño más pequeños, salen más con la misma cantidad de masa y parecerá que estamos comiendo más cantidad, y que tu plato es más grande, por lo que acabarás más saciado.

Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
0/5 (0 votos)