Puedo comer pizza si estoy a dieta: Pizza de base de almendra

Pizza saludable base almendra - Vida Culinaria
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 1 voto

La pizza es una comida que a menudo se asocia con la indulgencia y se considera poco saludable. Es de las comidas que se piden a domicilio, el plato por excelencia para ver el fútbol o el cine en casa. Sin embargo, si estás a dieta, no tienes que privarte de disfrutar de una deliciosa pizza. La clave está en hacer algunas modificaciones inteligentes para hacerla más saludable y adecuada para tus objetivos de pérdida de peso. En esta ocasión voy a mostrarte una versión más saludable de pizza usando base de almendra. Lo que viene a ser una pizza de dieta.

Lo ‘peor’ de la pizza tradicional es que la gran mayoría de preparaciones comerciales vienen repletas de grasas, conservantes, azúcares y exceso de calorías. Son muy poco naturales y eso hace que las personas que cuidamos nuestra salud y nuestra imagen, restrinjamos su consumo a ocasiones particulares, e incluso pensemos en él como en un plato prohibido. Y si estás siguiendo una alimentación baja en hidratos o keto o, por ejemplo, eres una persona celiaca con intolerancia al gluten ni hablar ya de probarla.

Pero eso ya se va a acabar, de cada plato o comida, por más difícil e imposible que parezca, siempre puedes cocinar una versión más saludable, y con la pizza es igual. Con una buena base, buenos y adecuados ingredientes, eliminando calorías, grasas y azúcares de más podemos preparar una pizza de dieta.

Consejos para hacer nuestra pizza de dieta

Antes de compartir esta receta de pizza saludable (tengo muchas más) te voy a dar unos consejos generales:

  • Haz tú mismo la masa de la pizza. Lo fundamental es la masa, por lo que elige siempre opciones integrales o incluso ingredientes con los que no imaginabas que podrías hacer una pizza, como la harina de almendras, claras de huevo, coliflor, zanahoria, con pan pita o de fajita… Estas alternativas son más bajas en calorías y carbohidratos, lo que las convierte en una excelente opción para aquellos que están a dieta.
  • Queso. Es el ingrediente que más grasa le aporta a la pizza, por lo tanto, elige siempre queso de calidad para reducir el aporte de ingredientes no saludables y demasiado procesados.
  • Toppings. Evita usar demasiadas carnes grasas, embutidos, chorizos, salchichas, eligiendo vegetales, jamón cocido, atún y pollo en su lugar, para reducir las calorías y grasas. Es importante también no sobrecargarla con demasiados ingredientes; debe ser delgada y que al comer un pedazo con las manos, que es como más se disfruta, no se nos desmorone por el peso de esos ingredientes ¡Aquí sí vale lo de menos es más!
  • Controla las porciones. Además de hacer modificaciones en los ingredientes, es importante controlar las porciones. Limita el tamaño de tu porción de pizza y acompáñala con una ensalada o vegetales adicionales para aumentar la saciedad y agregar más nutrientes a tu comida. También puedes optar por compartir una pizza con alguien más para reducir la cantidad de calorías que consumes.

Ahora, ponte manos a la obra con una de las bases que he mencionado más arriba para nuestra pizza saludable, la harina de almendra.

Puedo comer pizza si estoy a dieta: Pizza de base de almendra

5.0 de 1 voto
Receta por María Alcázar Cocina: ItalianaDificultad: Media
Raciones

3

raciones
Preparación

10

minutes
Cocinado

25

minutes
Calorías

370

kcal

Descubre esta receta de pizza saludable, fácil, natural y deliciosa. Una pizza saludable con base de harina de almendras que puedes consumir en tu dieta keto.

Modo cocinando

Mantener la pantalla encendida

Ingredientes

  • 1/2 tz. de harina de almendra

  • 1/4 tz. de lino molido o afrecho (fibra alimentaria)

  • 1/2 cdita. de aceite de oliva virgen extra

  • 1/2 cdita. de polvo de hornear o levadura en polvo

  • 1 huevo

  • 1/2 cdita. de sal marina

instrucciones para hacer pizza de dieta de base de almendra

  • Preparar la base de la pizza saludable con base de almendra
  • En un bol o recipiente, mezclar todos los ingredientes secos.
  • En otro recipiente aparte, batir el huevo.
  • Añadir el huevo batido junto con el aceite de oliva a la mezcla seca y mezclar bien todos los ingredientes hasta que la masa quede homogénea y compacta.
  • Colocar la masa entre dos papeles para hornear y aplastar con ayuda de un rodillo dándole la forma circular a nuestra pizza. Con las cantidades de esta receta obtendrás una pizza delgada con un diámetro aproximado de 25 centímetros.
  • Llevar la masa al horno ya precalentado a temperatura media (390 – 420ºF), es decir, a unos 200ºC y hornear durante 15 minutos.
  • Disponer los topping de la pizza saludable con base de almendra
  • Sacar del horno la pizza saludable y disponer los toppings de preferencia. Puede ser por ejemplo, cebolla en juliana, tomate en rodajas, pollo cocido, champiñones en láminas, queso mozzarella y orégano. Recuerda no sobrecargar la pizza con demasiados ingredientes para que sea manejable y saludable. Menos es más en estos casos.
  • Hornear de nuevo la pizza hasta que se funda y se dore el queso.
  • Una vez listo, sacar la pizza saludable del horno, trocear y servir.

Trucos y consejos

  • Esta esta base de pizza de harina de almendra te servirá para hacer diferentes versiones: utilizando distintas proteínas como pollo, pavo, jamón, atún, chorizo, diferentes tipos de queso como mozzarella o parmesano y verduras como champiñón, calabacín, berenjena, cebolla o tomate. Una capa de salsa de tomate, orégano y la tienes.

Valores nutricionales

  • Serving Size: 75g
  • Calorías: 370kcal
  • Carbohidratos: 7g
  • Proteína: 13g
  • Grasas: 32g
  • Sodio: 225mg
  • Potasio: 449mg
  • Fibra: 8g
  • Azúcar: 2g
  • Vitamina A: 35IU
  • Vitamina C: 0mg
  • Calcio: 147mg
  • Hierro: 3mg

No tengas miedo y saca tu lado creativo en la cocina

Como siempre, hacer la versión saludable de tus platos favoritos es cuestión de ingenio, creatividad y algo de tiempo. Con pequeños cambios en los ingredientes ahora puedes disfrutar de este exquisito e irresistible plato sin remordimiento ni preocupaciones, incluso si estás en lucha por mantener tu peso a raya.

Toca disfrutar de una deliciosa pizza saludable hecha en casa a la vez que cuidas tu cuerpo y tu salud. Te aseguro que una vez que pruebas una pizza hecha con tus propias manos, y siempre y cuando dispongas de ese poco de tiempo adicional para cocinar, se te hará difícil volver a esa típica costumbre de ordenar pizza de manufactura comercial. ¡Bon apetite!

Revista Vida Culinaria

Este artículo de pizza saludable con base de harina de almendra es de mi autoría y ha sido publicado en la edición número 17 de la revista Vida Culinaria, distribuida en la República de Panamá. Queda prohibida la reproducción parcial o total del material editorial publicado.

Puedo comer pizza si estoy a dieta

La pizza es una comida que a menudo se asocia con la indulgencia y se considera poco saludable. Sin embargo, si estás a dieta, no tienes que privarte de disfrutar de una deliciosa pizza. La clave está en hacer algunas modificaciones inteligentes para hacerla más saludable y adecuada para tus objetivos de pérdida de peso.

En lugar de optar por una pizza tradicional llena de queso y carnes grasas, prueba hacer una versión casera con ingredientes más saludables. Puedes usar una base de masa integral, agregar una salsa de tomate casera baja en grasa y cubrirla con una variedad de vegetales frescos. Además, puedes reducir la cantidad de queso y optar por opciones más ligeras como el queso mozzarella bajo en grasa.

Otra opción es elegir pizzas con bases alternativas. En lugar de la clásica masa de harina de trigo, puedes probar bases de coliflor o de zanahoria. Estas alternativas son más bajas en calorías y carbohidratos, lo que las convierte en una excelente opción para aquellos que están a dieta.

Además de hacer modificaciones en los ingredientes, es importante controlar las porciones. Limita el tamaño de tu porción de pizza y acompáñala con una ensalada o vegetales adicionales para aumentar la saciedad y agregar más nutrientes a tu comida. También puedes optar por compartir una pizza con alguien más para reducir la cantidad de calorías que consumes.

En resumen, comer pizza estando a dieta es posible si haces algunas modificaciones inteligentes. Elige ingredientes saludables, controla las porciones y considera opciones de base alternativas para disfrutar de una pizza deliciosa y satisfactoria sin arruinar tus esfuerzos para perder peso.

Pizza de dieta

Si estás a dieta pero no quieres renunciar a tu comida favorita, la pizza, estás de suerte. Existe una forma de disfrutar de una pizza deliciosa y saludable al mismo tiempo.

La clave para hacer una pizza de dieta es elegir ingredientes bajos en grasa y ricos en nutrientes. Opta por una masa integral o de coliflor en lugar de la tradicional masa blanca. Además, utiliza queso bajo en grasa o incluso queso vegano para reducir el contenido calórico.

Otro truco para hacer una pizza de dieta es cargarla con vegetales. Añade una variedad de verduras como espinacas, champiñones, pimientos y tomates. Estos ingredientes no solo le agregarán sabor a tu pizza, sino que también te proporcionarán vitaminas y minerales esenciales.

Para darle un toque de proteína a tu pizza de dieta, puedes agregar pollo a la parrilla o incluso tofu. Estas opciones te ayudarán a sentirte satisfecho y te proporcionarán los nutrientes necesarios para mantener tu energía durante el día.

Recuerda que la clave para disfrutar de una pizza de dieta es el equilibrio. No te excedas en las porciones y acompaña tu pizza con una ensalada fresca o una sopa baja en grasa. De esta manera, podrás disfrutar de una comida sabrosa sin sentirte culpable.

Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 1 voto