Pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha

Pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5/5 (2 votos)
45 minutos
4 raciones
226 kcal
Dificultad fácil

En mis inicios en el mundo de la alimentación saludable recuerdo que el pollo y las verduras siempre estaban presentes. Recuerdo que cada día me estrujaba la cabeza ideando recetas fáciles y saludables con pollo para no aburrirme comiendo siempre lo mismo.

Recuerdo con cariño esta receta de pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha porque a pesar de ser sumamente fácil está repleta de sabor y fue de las primeras veces que me atreví yo sola con el horno.

La acompañé con calabacín a la plancha porque personalmente, prefiero las verduras no demasiado cocinadas ni blandas, que tengan el toque crujiente y fresco característico que le da la plancha y el aceite de oliva caliente.

Ingredientes de la pechuga de pollo asada

  • 300 gramos de pechuga de pollo entera
  • 1 calabacín
  • 1/2 taza de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina
  • Pimienta negra molida
  • Ajo en polvo
  • Cebolla en polvo
  • Perejil

Procedimiento para hacer pechuga de pollo asada

Comenzar preparando la pechuga de pollo

  • Limpiar las pechugas de pollo y sazonarlas con sal marina, perejil, ajo y cebolla en polvo. Si tienes tiempo las puedes dejar sazonando varias horas para que se impregnen bien los aromas y sabores. Muy importante: siempre que dejes carne o pescado sazonando, debe estar en la nevera para que se conserve bien y no se deteriore.
  • Echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra en el fondo de un molde para horno.
  • Disponer encima las pechugas de pollo.
  • Regarlas con el vino blanco y remover para que se le mezclen todos los ingredientes.
  • Tapar el recipiente con papel de aluminio.
  • Hornear durante 30 minutos a 180 ºC.
  • Pasados los 30 minutos, quitar el papel de aluminio y dejarlos dorar.
  • Dar la vuelta y dorar del otro lado.

Preparar el calabacín

  • Lavar el calabacín y lo cortarlo en rodajas de un centímetro de grosor.
  • Salpimentar el calabacín y llevarlo a la sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra en el fondo.
  • Dorar el calabacín en la sartén sin tapar, a fuego bajo y cuando esté dorado de un lado, darles la vuelta hasta dorar del otro lado.

Servir la pechuga de pollo asada

  • Cortar la pechuga de pollo asada en rodajas y servirlas en un plato.
  • Regarla con el jugo de cocción y acompañar con el calabacín a la plancha en rodajas.

Con esta combinación tendrás un almuerzo o cena saludable, delicioso y bajo en calorías.

Si quieres añadir carbohidratos a este plato, puedes acompañarlo con arroz cocido, patata o batata asada o una rebanada de pan integral de calidad.

Estos son los utensilios que has visto en la receta

Como buena cocinillas siempre busco los utensilios más prácticos y con mejor precio que me ayuden a preparar las mejores recetas pasando el mínimo tiempo en la cocina. Y cómo no, de los utensilios más fáciles de limpiar posibles. En la lista de abajo tienes los enlaces que he utilizado en mi receta de pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha, para comprarlos en Amazon en caso de que no los encuentres en los comercios más próximos a tu casa, que como también sabes, es donde prefiero y recomiendo comprar.

[wbcr_snippet]: PHP snippets error (not passed the snippet ID)
Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5/5 (2 votos)