Pizza con base de pollo, la pizza más fit

Pizza con base de pollo para dieta keto
Si te gustan mis recetas dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 5 votos

Sí, puedes comer pizza estando a dieta. También puedes hacerlo si sigues una dieta keto o cetogénica, que es una dieta alta en grasas y muy baja en carbohidratos. Alternativas como esta pizza con base de pollo sin harinas en la que sustituyo la tradicional harina de la masa por pollo te permitirán hacerlo. De esta forma obtienes una pizza deliciosa muy baja en hidratos de carbono, alta en proteínas y con un sabor que en nada envidia a las pizzas tradicionales. Es de mis recetas con pollo saludables favoritas para hacerlas el fin de semana, desde el viernes empiezo.

Esta pizza es ideal, como decía, si quieres consumir una comida baja en carbohidratos, como es el caso de una dieta keto o cetogénica. De hecho, a esta pizza se la suele conocer como “pizza keto” o “pizza fit”, así de popular es. También te vale si eres una persona celiaca, con intolerancia al gluten, ya que no lleva harina de trigo.

Como la base es de pollo y almendras (proteína y grasas), tienes la opción de añadirle de topping todos los vegetales que prefieras para hacerla mucho más completa, nutritiva y saciante.

Si comparas la pizza con base de pollo con la pizza margarita básica, comprobarás que la pizza con base de pollo tiene 4 veces más proteína que la pizza margarita, tal y como te muestro en el desglose de los valores nutricionales de la ficha de la receta.

Pizza con base de pollo

Receta por María Alcázar
5.0 de 5 votos
Cocina: ItalianaDificultad: Media
Raciones

2

raciones
Preparación

10

minutes
Cocinado

30

minutes
Calorías

308

kcal

Estando a dieta o siguiendo una alimentación keto o cetogénica puedes comer pizza si sigues esta receta para hacer una deliciosa pizza con base de pollo.

Modo cocinando

Mantener la pantalla encendida

Ingredientes

  • Para la base de pollo
  • 200 gr. de pechuga de pollo sin piel

  • 150 gr. de calabacín

  • 1 huevo

  • 1 cda. de harina de almendras o almendra molida

  • Sal marina

  • Orégano

  • Para el topping de la pizza
  • 3 cda. de salsa de tomate

  • 4 tomates cherry

  • Trocito de calabacín cortado en láminas muy finas

  • Queso mozzarella rallado

  • Orégano

procedimiento para hacer pizza con base de pollo

  • Preparar la base de la pizza de pollo
  • Introducir la pechuga de pollo bien limpia y sin piel, el calabacín, el huevo, la harina de almendra, la sal marina y el orégano al gusto en una batidora potente o en un procesador de alimentos.
  • Batir durante unos segundos hasta formar una pasta pegajosa.
  • Precalentar el horno a 180 – 200 °C con calor arriba y abajo.
  • Hacer una bola con la mezcla de pollo molido que será nuestra base de pizza de pollo.
  • Disponer la bola sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  • Disponer otro papel vegetal encima de la mezcla y con ayuda de un rodillo o con las manos, aplastar la mezcla hasta conseguir darle la forma circular típica de la pizza y que sea de un grosor aproximado de un centímetro, incluso de medio centímetro para que quede más crujiente. También puedes darle forma cuadrada a nuestra pizza de pollo si lo prefieres y te es más fácil.
  • Quitar el papel vegetal de arriba y desecharlo.
  • Introducir la base de pizza en el horno previamente caliente, a 180ºC.
  • Hornear durante 10 minutos.
  • Sacar del horno la base de pizza de pollo y darle la vuelta, dejando el papel vegetal debajo.
  • Volver a meter la bandeja en el horno con la pizza con base de pollo y hornear durante otros 10 minutos o hasta ver que la base esté bien cocinada.
  • Turno para los topping
  • Sacar la bandeja del horno con la pizza con base de pollo y disponer el topping por encima. Los toppings los elegirás a tu gusto siempre, y dependiendo de los ingredientes que suelas tener en casa, pero te dejo esta idea: base de salsa de tomate, tomates cherry cortados por la mitad, unas láminas delgadas de calabacín, queso mozzarella y orégano.
  • Introducir de nuevo la pizza con base de pollo en el horno en la parte más alta.
  • Hornear durante 5 – 10 minutos más o hasta que la pizza con base de pollo esté dorada.

Trucos y consejos

  • Juega con las verduras en el topping de la pizza. Puedes añadir verduras keto como los champiñones, las espinacas o los espárragos verdes.
  • También puedes variar el tipo de queso utilizado o añadir un extra de sabor con unos toques de queso azul.

Valores nutricionales

  • Serving Size: 315g
  • Calorías: 308kcal
  • Carbohidratos: 6g
  • Proteína: 37g
  • Grasas: 15g
  • Sodio: 321mg
  • Potasio: 842mg
  • Fibra: 3g
  • Azúcar: 4g
  • Vitamina A: 141IU
  • Vitamina C: 33mg
  • Calcio: 224mg
  • Hierro: 3mg

Haz tu propia versión de la pizza con base de pollo

Como ocurre con cualquier pizza, la variedad de combinaciones y toppings que puedes utilizar es infinita, pudiendo crear cada día pizzas para dieta diferentes y variadas. Aprovecha los alimentos frescos, de temporada y de proximidad a los que tengas acceso en tu zona y añade más vitaminas y minerales a tu pizza con base de pollo. En mi receta de pizza con base de pollo he utilizado calabacín y tomates cherry pero puedes utilizar champiñón, aceitunas, pimientos, espinacas, espárragos o jamón.

Puedes utilizar otras verduras, pero también otras frutas. Sí, lo sé, el debate de la piña o no piña en la pizza, pero cada quién que le ponga lo que más le guste, ¿no crees?

También puedes variar los quesos en tu pizza. Yo he utilizado queso mozzarella rallado para mi receta de pizza con base de pollo pero puedes sustituirlo por queso parmesano, queso Edam, queso Cheddar o cualquier queso curado o semicurado que más te guste.

En definitiva, tienes tantas opciones para versionar tu pizza con base de pollo como ingredientes tengas en casa y te animes a probar.

Otras pizzas sin harina y bajas en carbohidratos

Como decía esa campaña publicitaria tan conocida de pizzas, “el secreto de la pizza está en la masa” y para hacer una pizza sin harina y baja en carbohidratos, elegir una buena masa es fundamental.

Para hacer una masa de pizza sin harinas puedes utilizar proteínas como el pollo, el atún o el huevo. También puedes utilizar harinas keto como la harina de almendras, la harina de coco o incluso el lino molido. Y también utilizar verduras como base de la pizza, tales como la coliflor, la calabaza o el calabacín.

Si has llegado hasta aquí es porque mi contenido te ha resultado interesante. Si es así, dejándome tu valoración me ayudas mucho y me motivarás a seguir creando más contenido para ayudar cada vez a más personas.
5.0 de 5 votos