Cómo sustituir cebolla en tus platos: el puerro

Sustituir cebolla por puerros

La cebolla es uno de los ingredientes más recurrentes de la cocina canaria y mediterránea, tanto las cebollas blancas como las cebollas moradas. Pero si su sabor te resulta muy fuerte puedes sustituir cebolla por el puerro, que al tener un sabor mucho más suave, se convertirá en un buen aliado para ti en la cocina.

El puerro es una de esas hortalizas de las que se aprovecha todo y aunque puedas verla envasada y cortada con los troncos blancos, no vayas a creer que esa es su única parte comestible. Si compras el puerro entero a granel aparte de reducir el plástico del envase podrás aprovechar la partes blanca y verde de las hojas y darle utilidad en más recetas. Vas a sustituir cebolla y sin desperdicios.

El puerro es una verdura de temporada en otoño e invierno, principalmente, y es rica en fibra, para una flora intestinal saludable, folatos, que son muy importantes para las mujeres embarazadas y vitamina C, que ayuda al cuerpo a combatir los radicales libres, a sintetizar el colágeno y a absorber el hierro de los alimentos. El 90% de esta hortaliza es agua por lo que tiene muy pocas calorías. Yo, al igual que con mis verduras y frutas, los compro de productores canarios y así apoyo a la economía local de las islas.

Que los puerros sean de temporada, fundamentalmente en otoño y en invierno, no quiere decir que no puedas encontrarlos durante todo el año. De hecho, de su época de cultivo dependerán las variedades de los puerros. Serán diferentes en cuanto a su longitud, diámetro, consistencia y su perfil de sabor. Los puerros de otoño e invierno (mis preferidos) serán más gruesos y de sabor algo más potente; mientras que los puerros de verano serán de un tamaño algo menor, más tiernos y con un perfil de sabor más delicado.

Pero no solo de las cebollas son sustitutos los puerros, sino que de otras verduras también, como pueden ser las cebolletas y las chalotas (o chalotes). Y al revés. O sea, se puede sustituir puerro por cebolla. Así que, si ves una receta con puerro, pero no lo tienes a mano, puedes probar a sustituir puerro por cebolla y listo. Puedes experimentar con diferentes sustitutos en todas estas combinaciones.

La parte blanca del puerro es ideal para sustituir cebolla

Es la que más usamos. En sopas, cremas, fritatas, tortillas, quiches, tartas saladas, en sofritos o como base de salsas. Su sabor suave lo convierte en un ingrediente básico. Para comerlo hay que limpiarlo bien y eliminar cualquier resto de tierra. Se corta y se tira la base final y las primeras capas de la superficie. Luego lo enjuagamos bien bajo el grifo o sumergiéndolo en agua, lo secamos y listo para cocinar.   

La parte verde del puerro

Esta parte muchas personas la desperdician porque no saben las posibilidades que ofrece. La parte verde del puerro es ideal para sustituir cebolla y puedes utilizarla para hacer sabrosos caldos caseros de verdura, pollo, carne o pescado. Añade al caldo otras verduras como zanahorias, judías verdes, calabacín o papas y tendrás una deliciosa sopa. También puedes cortarlo en rodajas finas o en juliana y freírlos para dar un toque original y crujiente a tus platos. Lo puedes comer crudo cortado muy finito para dar frescor a tus ensaladas. 

Guárdalo refrigerado o congelado

¿Sabías que hay verduras que se pueden congelar? Los puerros son unas de ellas. Si no vas a consumir el puerro en el momento o en pocos días puedes congelarlo para más adelante y evitarás desperdiciar comida. Lávalo bien y elimina los restos de tierra. Sécalo con papel de cocina y guárdalo en una bolsa con cierre hermético o film transparente y llévalo al congelador

Algunas ideas de recetas con puerro

Por último quiero compartir contigo algunas ideas de mi recetario en las que utilizo el puerro como sustituto de la cebolla para aportar mucho sabor y nutrientes a mis platos. Recuerda, en todas las recetas en las que aparezca la cebolla (también cebolletas o chalotes/chalotas) el puerro es ideal para sustituir cebolla suavizando un poco el sabor de los platos.

  • Lentejas Garam masala con puerro y tomate. Si no has probado antes estas lentejas salteadas con especias y verduras no sabes lo que te estás perdiendo. Yo iría corriendo a la cocina a preparar una tonelada para comer toda la semana. No cansan y para llevar a la oficina en un tupper, ideales.
  • Crema de calabacín y manzana con crujiente de jamón serrano. Tiene un sabor muy intenso. Abre tu mente (oooommmmmmmm) y tu paladar a descubrir nuevas combinaciones de sabor con esta más que reconfortante receta que puedes encontrar en mi sección de recetas de sopas, cremas y caldos.
  • Crema de calabacín y manzana con crujiente de jamón serrano

    Crema de calabacín y manzana con crujiente de jamón serrano

    Le plantamos cara al frío con una reconfortante y sabrosa crema de calabacín y manzana. Contrastes dulces y salados y una cremosidad increíble con verduras frescas, de temporada y de proximidad.

  • Lentejas garam masala

    Lentejas garam masala con puerro y tomate

    Las lentejas garam masala con puerro y tomate son un plato repleto de proteína vegetal, sabor y nutrientes. Una receta completa, balanceada y saludable.