Albóndigas de lentejas y gofio

Albóndigas de lentejas y gofio

Si te gusta mi contenido dejando tu valoración me ayudarás y motivarás a seguir creando más contenido para ayudar a más personas.

5/5 (1 voto)

Las albóndigas son una de las comidas más queridas por todos y que forman parte del recetario de la mayoría de hogares. Las albóndigas recuerdan a casa, a comida elaborada con amor y con tiempo. Normalmente son a base de carne y he querido sorprender en casa con una versión vegetariana y diferente haciendo estas deliciosas albóndigas de lentejas y gofio.

Con esta receta te muestro que puedes hacer platos de legumbre saliéndote del típico plato de cuchara. En lugar de utilizar harina o pan rallado típico de las albóndigas, he utilizado gofio que es un ingrediente muy típico en las cocinas de Canarias. Además, he utilizado la variedad de gofio de millo, es decir, de maíz para que las albóndigas de lentejas y gofio sean una opción para personas con intolerancia al gluten.

Para acompañar a las albóndigas de lentejas y gofio he hecho rápidamente una pasta a base de zanahoria y así también comer verduras y hortalizas de forma diferente a la tradicional y una salsa que combina de maravilla.

Esta receta se ha quedado para siempre dentro de mis recetas saludables y fáciles de hacer favoritas y estoy convencida que a partir de ahora formarán también parte de las tuyas.

Ingredientes de las albóndigas de lentejas y gofio

Para las albóndigas

  • 400 gramos de lentejas cocidas. Las lentejas pueden ser de bote, ya cocidas, bien escurridas.
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 2 huevos
  • 120 gramos de gofio de maíz (millo)
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la salsa

  • 2 cucharadas de mostaza
  • 1 cucharada de sirope de agave
  • 1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de agua
  • Sal
  • Chile molido

Para la pasta

  • 1 zanahoria grande

Nuestras albóndigas de lentejas y gofio, ahora a la cocina

Preparar la masa de las albóndigas

  • Echar las lentejas al vaso de una batidora o un procesador de alimentos.
  • Triturar las lentejas en la batidora hasta que queden con consistencia de puré.
  • Echar en un bol el puré de lentejas, los huevos, el gofio, la sal, el comino y el perejil.
  • Mezclar hasta tener una masa homogénea.
  • En este punto y una vez los ingredientes están bien integrados, es opcional añadir a la masa algún fruto seco picado como nueces, pistachos o piñones por ejemplo.
  • Dar a las albóndigas de lentejas y gofio la forma redondeada típica de las albóndigas. Para evitar que se pegue la masa en las manos, mójate las manos con un poco de vinagre antes de manipular las albóndigas. Es un truco que aprendí de mi madre cuando era pequeña. De este modo no se pegaba nada y la masa era muy fácil de manipular. Con estas cantidades, salen unas 15 – 20 albóndigas de lentejas y gofio bien gorditas.

Cocinar las albóndigas y el acompañamiento

  • Una vez están las albóndigas de lentejas y gofio formadas, freírlas en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. El fuego debe estar a potencia media, para evitar que se quemen la albóndigas, e ir dándoles la vuelta cuando se vayan dorado por cada cara, con ayuda de unas pinzas. Si no vas a consumir todas las albóndigas en el momento, puedes congelarlas antes de cocinarlas y así las tienes listas, solo para cocinarlas, en cualquier momento.
  • Quise acompañar las albóndigas de lentejas y gofio con unos espaguetis que los hice utilizando zanahoria y cortándola utilizando un spiralizer.
  • Para la salsa echar todos los ingredientes en un bol y mezclar con unas varillas de mano.
  • Disponer la base de espaguetis de zanahoria, las albóndigas por encima y regar con la salsa de mostaza.

Estos son los utensilios que he utilizado para hacer las albóndigas de lentejas y gofio

Como buena cocinillas siempre busco los utensilios más prácticos y con mejor precio que me ayuden a preparar las mejores recetas saludables pasando el mínimo tiempo en la cocina. Y cómo no, de los utensilios más fáciles de limpiar posibles. En la lista de abajo tienes los enlaces para comprarlos en Amazon en caso de que no los encuentres en los comercios más próximos a tu casa, que como también sabes, es donde prefiero y recomiendo comprar.

  • Todo amante de la cocina debe tener en casa un set de espátulas de silicona para preparar platos dulces y salados.  La silicona es un material antiadherente y protege y prolonga la vida útil del resto de utensilios de tu cocina. Asegúrate que la silicona es de grado alimentario FDA y BPA para que sea inocua. Además son muy cómodos de limpiar y el mango de madera le da un toque elegante.
  • Puedes utilizar cucharas medidoras como las de este set de 5 medidas de cucharadas y cucharaditas para tus especias y condimentos.
  • Tritura y pica las lentejas de estas albóndigas de lentejas y gofio utilizando esta potente picadora eléctrica Cecotec. Las cuchillas son muy duraderas al estar recubiertas de titanio y es un electrodoméstico fácil de limpiar. El vaso es de cristal así no se queda ningún olor ni restos de alimento ni de grasa incrustados en sus paredes.
  • Para batir la salsa y que quede bien integrada y cremosa, te recomiendo que lo hagas con unas varillas manuales. Este set viene con 3 varillas de diferentes tamaños y de acero inoxidable que podrás utilizar en distintas elaboraciones y recetas.
  • Para hacer pasta de verduras te recomiendo que utilices un spiralizer como este, que viene con 3 cuchillas para que puedas hacer tres formas de pasta. Cada cuchilla es de color diferente para identificarlas fácilmente y viene con protector para los dedos.

Propiedades del gofio, un ingrediente típico en Canarias

El gofio es un alimento muy típico en Canarias, muy consumido desde antaño por los pueblos indígenas. Es una harina tostada, en general de trigo o de millo (maíz). Una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra, a la que se le añade una pizca de sal.

El gofio tiene una apariencia similar a la harina blanca pero de color más oscuro o amarillento. La forma habitual de comerlo es con leche o en platos como potajes, caldos, purés y postres. Al ser un ingrediente tan versátil, puedes innovar y hacer recetas diferentes a las tradicionales, como por ejemplo estas albóndigas de lentejas y gofio, galletas de gofio o helado de gofio.

Desde un punto de vista nutricional se trata de un alimento muy rico en vitaminas (principalmente vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B2, además de vitamina C, A y D) y en minerales (como el hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc).

Aporta ácidos grasos omega 6 poli insaturados y aminoácidos y fibra. Por su alto contenido en sodio y potasio no resulta adecuado en pacientes con problemas en los riñones.

También es muy rico en fibra por lo que es muy beneficioso para prevenir estreñimiento, control del colesterol y triglicéridos, adecuado para diabéticos, nutritivo y bajo en grasas.

Si llegaste hasta aquí es porque este contenido te ha gustado y eso me llena. Pero antes de que te vayas quiero pedirte un favor ¿Podrías dejarme tu voto? Si lo haces me ayudas a crear más contenido para ayudar a más personas; o compartirlo en tus redes sociales para hacerlo llegar a más gente. Gracias por tu tiempo :)

5/5 (1 voto)