Pisto de garbanzos con huevo a la plancha

Pisto de garbanzos con huevo a la plancha

Si te gusta mi contenido dejando tu valoración me ayudarás y motivarás a seguir creando más contenido para ayudar a más personas.

5/5 (3 votos)

¿Has probado a comer el huevo con legumbres y verduras? Créeme si te digo que este pisto de garbanzos con huevo a la plancha es un auténtico placer para el paladar. Hoy necesitaba preparar un plato fácil y rápido de hacer, ya que acabo de llegar de Jaén de participar en el AOVE Blogger España y te harás una idea de cómo tengo la nevera hasta que vaya esta tarde al supermercado.

Para estas ocasiones, un huevo, unas legumbres de bote ya cocidas y unas verduras salvarán tu almuerzo. Es una receta completa, nutritiva, muy saludable y fácil de hacer, con productos de calidad de proximidad y que todos tenemos en las cocinas.

El pisto es una receta típica en las casas españolas y he querido potenciar y variar la receta tradicional añadiendo garbanzos, convirtiéndola en un plato completo, nutritivo, sin gluten y apto para dietas vegetarianas.

Ingredientes de nuestro pisto de garbanzos con huevo a la plancha

Nuestro pisto de garbanzos con huevo a la plancha, ahora a la cocina

Preparamos el pisto de garbanzos

  • En primer lugar, lavar, pelar y trocear en cubos pequeños el diente de ajo, la cebolla blanca, la zanahoria y el calabacín.
  • En una sartén, añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • Calentar el aceite de oliva y añadir el ajo picado y dejamos cocinar sin parar de remover hasta que obtenga el color dorado y desprenda ese olor tan delicioso.
  • Una vez el ajo está dorado, añadir la cebolla picada y cocinar a fuego medio hasta que esté transparente.
  • A continuación, añadir la zanahoria y cuando pasen unos minutos más, añadir el calabacín. Es importante incorporar los ingredientes en este orden, ya que cada verdura tiene un tiempo diferente de cocinado.
  • Cuando las verduras estén cocinadas, añadir el tomate frito, los garbanzos cocidos y salpimentamos al gusto.
  • Cocinar durante unos minutos más para que se integren bien los sabores.

Ahora es el turno de los espárragos

  • Mientras se cocina el pisto de garbanzos, en otra sartén añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • Cocinar los espárragos enteros y sin trocear a fuego fuerte.
  • Salpimentar al gusto.
  • Mover la sartén enérgicamente a menudo para evitar que se quemen y que se cocinen los espárragos por todos lados. Al estar el fuego fuerte, hay que estar pendiente.

Por último, el huevo a la plancha

  • Finalmente, calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • Cascar el huevo y añadirlo a la sartén.
  • Añadir sal marina sobre la yema del huevo.
  • Tapar la sartén para que se cocine y se cuaje bien la clara del huevo, estando pendiente y dejando la yema al punto deseado. A mí me gusta que la yema quede líquida y suave porque la mezcla del sabor de la yema con las verduras es incomparable. Pero hazlo a tu gusto.
  • Montar el plato disponiendo en un lado el pisto de garbanzos, a su lado los espárragos y finalmente el huevo a la plancha.

Estos son los utensilios que he utilizado para hacer el pisto de garbanzos con huevo a la plancha

Como buena cocinillas siempre busco los utensilios más prácticos y con mejor precio que me ayuden a preparar las mejores recetas pasando el mínimo tiempo en la cocina. Y cómo no, de los utensilios más fáciles de limpiar posibles. En la lista de abajo tienes los enlaces para comprarlos en Amazon en caso de que no los encuentres en los comercios más próximos a tu casa, que como también sabes, es donde prefiero y recomiendo comprar.

  • No me separo de mi cuchillo universal de acero inoxidable. Con un único cuchillo elaboro mis recetas y troceo todos mis ingredientes. En este tipo de recetas en las que tienes que picar muchas verduras, un buen cuchillo marcará la diferencia.
  • También es muy importante disponer de un buen juego de sartenes antiadherentes para el pisto de garbanzos y también para que el huevo no se pegue y quede perfecto. Este juego de sartenes me encanta, es de aluminio forjado, de un color azul muy bonito y sirve para todo tipo de cocina.
  • Si utilizas espátulas no adecuadas para cocinar, estropearás rápidamente tus utensilios de cocina y sartenes. Yo siempre cocino con espátulas de silicona y los resultados son inmejorables.

Puedes hacer las versiones de pisto que más te gusten

En esta receta he utilizado estas verduras que son las que suelo tener siempre en casa, pero puedes variarlas e incluir otras que más te gusten, que estén en temporada, de proximidad o que tengas en el momento. Por ejemplo, algunas otras verduras pueden ser el pimiento, la calabaza, las setas, los champiñones. La imaginación es uno de los ingredientes más importantes en tu cocina, así que no te asustes de inventar y probar nuevos sabores y combinaciones de ingredientes. Te aseguro que los resultados valen la pena.

Las cantidades que indico en la receta es para una ración. Puedes aumentar cantidades y congelar en raciones el pisto de garbanzos. Así tendrás una comida preparada para la semana o para utilizar en cualquier momento.

Si llegaste hasta aquí es porque este contenido te ha gustado y eso me llena. Pero antes de que te vayas quiero pedirte un favor ¿Podrías dejarme tu voto? Si lo haces me ayudas a crear más contenido para ayudar a más personas; o compartirlo en tus redes sociales para hacerlo llegar a más gente. Gracias por tu tiempo :)

5/5 (3 votos)